Categorías
Sin categoría

Quererse a uno mismo: ¡no puedes querer sin quererte!

¿Qué hay de cierto en la frase “no puedes amar sin amarte a ti mismo”? Quererse a uno mismo es la base fundamental para que nuestras vidas mejoren increíblemente, pues esta constituye la cura inédita para todos los problemas emocionales que podamos experimentar y es además el fundamento básico para desarrollar sentimientos positivos hacia otras personas. 

Quererse a uno mismo es soñar con surcar los cielos con alas propias aún cuando sabemos que esto no es posible racionalmente; con este sentimiento aprendes a dar el valor real que tiene tu persona, tu interior se torna auténtico y empiezas a sentirte cómodo incluso con aquellos defectos que algún día creíste detestar. 

Beneficios de quererse a uno mismo

Cuando empiezas a desarrollar esos sublimes sentimientos hacia ti mismo te beneficias de múltiples maneras; la grandeza y el potencial que llevas en el interior empieza a manifestarse de todas las formas posibles, lo que nos da la oportunidad de aceptarnos y comenzar a dejar de lado las autocríticas o prejuicios que en el pasado condicionaron nuestras vidas. 

Como quererse a uno mismo: no puedes querer sin quererte

Con el amor propio además nos sentimos satisfechos de la realidad que vivimos pese a que no tenga una proximidad cercana con los deseos que teníamos desde el principio. Es también la manera más saludable de vivir el presente sin ataduras del pasado. 

Consejos para aprender a quererse uno mismo

Comienza a quererte desde ahora mismo

Con los consejos para quererse a uno mismo sucede lo mismo que con la típica frase “El lunes comienzo la dieta”.

No debes esperar ni un día más, ni siquiera una hora el amor propio debe formar parte de tu personalidad desde este preciso momento; pues no tienes excusas para posponerlo. 

¡Felicitáte! No esperes a que lo hagan los demás

No importa si no obtuviste los resultados que esperabas en eso que estabas haciendo, tampoco importa si los demás no aprueban tu esfuerzo; motivate tu mismo felicitándote por el esfuerzo que empleaste. 

Niégate a criticarte

Las críticas negativas nunca ayudan a cambiar nada, al contrario lo único que hacen es quebrantar nuestro espíritu. Acéptate pese a los errores que cometas y no te critiques para destruir tu autoestima, más bien acepta que tienes defectos y empéñate en disminuirlos cada día. 

Sé tu mismo

No hay nada más satisfactorio que ser una persona original, no comparable con ninguna otra; por eso olvídate de lo que crees que debes ser y dedícate a actuar, pensar y hablar como de verdad quieras hacerlo, sin seguir pautas establecidas por la sociedad o por ti mismo. 

Después de todo esto solo párate frente al espejo y repite sonriente: ¡Este soy yo y es tal cual como me amo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *