Categorías
Sin categoría

Todo lo que debes saber sobre el odio

El odio ha acompañado la historia de la humanidad desde siempre y actualmente no es una connotación emocional aislada; pues podemos encontrar manifestaciones de ella en casi cualquier parte a donde observamos con detalle. 

Este es un estado mental que es capaz de traspasar las barreras sentimentales para convertirse en comportamientos observables; siendo la raíz de problemáticas sociales que se originan como consecuencias de las acciones ejecutadas por personas que actúan bajo dicha conducta.

Generalmente se asocia con la ira, pues quien odia no solo siente rechazo o tiene pensamientos negativos por otras personas o por situaciones sino que también experimenta explosiones de rabia en magnitudes que a veces resultan desproporcionadas; lo que hace que controlar ambos estados mentales sea una cuestión complicada, desencadenando a su vez episodios de agresividad. 

Causas que originan el odio

Una de las principales consecuencias del odio es que quienes lo padecen no consiguen vivir en tranquilidad, generando daños sobre sí mismos que trascienden de lo mental o espiritual hasta el plano físico; ya que la salud del organismo se deteriora también como efecto colateral. 

odio

Este sentimiento negativo no se origina de la nada o sin ningún motivo aparente, comúnmente atiende a diferentes causas; por eso para erradicarlo de nuestras vidas debemos empezar por encontrar el motivo detonante en nuestro interior. Entre las causas más frecuentes están: 

  • Sentir que estamos viviendo alguna situación negativa como consecuencia de las acciones realizadas por otras personas. 
  • Convertirnos en víctimas de un agravio.
  • La muerte de una persona cercana.
  • La envidia que nos provoca el estilo de vida o posesiones de alguien más. 
  • El bajo nivel de autoestima o complejo de inferioridad. 
  • Ser víctimas de un engaño pasional o una ruptura amorosa. 

¿Como eliminar el odio de tu vida?

Aún cuando algunos pretendan escudarse tras la teoría de que no se trata de odio sino de sed de justicia, un sentimiento como este genera mayores daños en nosotros que en quienes odiamos; por eso erradicarlo por completo de tu vida es lo mejor para empezar a vivir en paz. 

Los terapias nos pueden ayudar demasiado, sin embargo mientras acudes a la consulta con algún profesional puedes iniciar por empezar a asimilar la causa que generó tu odio de una manera distinta haciendo hincapié siempre en la idea más racional posible. 

Determina si lo sucedido realmente tiene la importancia dada y evalúa si la intención de quien te hizo el agravio fue la de causar daño en tu persona y establece comunicación con él para tratar de encontrar solución a ello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *